~cover_image¿Quieres bajar de peso? Las largas caminatas serían el secreto

¿Cuántas veces te ha resultado tedioso subir a la escaladora del gym, y apenas estás a ahí, ya quieres que el cronómetro llegue a su fin? O incluso, has pagado por adelantado y solo vas una vez en todo el mes. ¡Ya no más! Un estudio reciente encontró que hacer largas caminatas es mejor para perder peso y mantenerte en estado que ir al gimnasio.

 

 

 

Dicho hallazgo, hecho por la Escuela Londinense de Economía y Ciencias Políticas, se basó en los reportes de actividad física que presentó -entre 1999 y 2012- la Encuesta Anual de Salud de Inglaterra. En ellos se observó que los participantes (mujeres de todas edades y hombres de más de 50 años) que tenían como hábito caminar 30 minutos al día, pesaban menos que quienes hacían actividades de alto impacto, como correr o andar en bicicleta.

 

 

 

Las actividades indicadas

 

Según la Dra. Grace Lordan, especialista en economía de la salud y encargada de dirigir esta investigación, observó las medidas de las personas que realizaron diversas actividades moderadas, las cuales aumentaban el ritmo cardiaco y provocaban la transpiración. Entre estas estaban: caminar a paso ligero, tareas domésticas, trabajos manuales, nadar, bailar, ejercicios en gimnasio, correr, trotar y jugar futbol, rugby y squash.

 

¡Es un hecho! García se dio cuenta que las personas que regularmente caminaban de forma enérgica por 30 minutos diarios, tenían un menor Índice de Masa Corporal (IMC) y una cintura más reducida que quienes hacían ejercicio en aparatos de gimnasio. Así que, ¡ya puedes despedirte de pagar esas costosas membresías!

 

Además, en la publicación científica Risk Analysis, la investigadora escribió: “Teniendo en cuenta la epidemia de obesidad y el hecho de que una gran proporción de la población en el Reino Unido está inactiva, recomendar que la gente camine enérgicamente con más frecuencia, es una buena opción de política pública, fácil y barata”.

 

 

 

No hay excusas

 

Por eso, si te quejas porque tu salario no te alcanza para pagar el gimnasio, ¡ya no tienes pretextos! Haz un esfuerzo por levantarte más temprano y salir a caminar antes de hacer tus actividades cotidianas, o bien, saca a pasear a tu perro después del trabajo, y cuando menos te des cuenta, ya habrás hecho tu caminata del día. ¡Invita a tus amigas y, mientras charlan un poco, caminen 30 minutos!

Related posts